Ni negro ni blanco

La gente suele ir por ahi pensándose que en la vida, o todo es negro o todo es blanco.  Todo es bueno o todo es malo, sin otorgar beneficio de duda a algo que no caiga entre sus estrictos modos de percibir las cosas y la vida.

Las cosas no son de verdad, ni todo blanco ni todo negro, tienen matices.  Los tiene la gente,  y a éso quiero referirme, la gente no es del todo mala o perfectamente buena.  En su humanidad reside el hecho de que puedan tener malos u oscuros aspectos, y puedan al mismo tiempo tener cualidades grandes.

No encontraremos a nadie que sea perfecto y no siéndolo nosotros no veo cómo podríamos, pedir algo que no somos.  Por éso mismo los que se toman el supuesto «derecho» de excluir a algunos porque no son como ellos quisieran, o porque tienen algún aspecto que les desagrada, a ésos pensárselo con detenimiento, qué sentirían de ser excluidos en la misma forma por otra persona? porque si lo vemos bien, igual a cualquier le pareces lo peor (éso no dice que lo seas) por alguna cosa en tu forma de ser o vivir que le desagrada y al mismo tiempo lo mismo,  puede resultar en que otros te tengan en gran estima.

Ahi está el asunto,  la gente es mátices, no un color ni el otro, grandes sueños y grandes desilusiones, anhelos y renunciaciones,  defectos y virtudes, como tú y como yo, y por ello las aceptamos como son, sin pedirles perfección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies