Una victima que obtuvo justicia…Graciela Aguirre

seven 19 febrero 2009 0

MUJERUna noche de junio del 2007, Graciela Aguirre preparaba la cena para ella y sus hijos, su marido Ricardo Avila estaba por llegar.  Hacía muchos años que las cosas iban mal, él la golpeaba constantemente, y en los últimos tiempos reñía y había dado alguno que otro golpe a los niños.  Llevaba ya muchos años sufriendo la misma tortura, desde que se habían mudado juntos, el carácter de él, se dejo entrever, un hombre problemático e iracundo que por todo protestaba y siempre bebía, de los gritos, pasó pronto a los golpes.

Pero ella estaba enamorada y embarazada, pensaba que con el tiempo se le pasarían esos arranques de violencia.  Pero nunca fue así, cada vez las cosas iban peor, y llegados los niños temía por ellos más aún que por ella misma.  Y por eso callaba, total para que serviría? lo había denunciado, había pedido a la policía intervenir, pero aquellos decían que buscara un abogado, con qué dinero? o que ya se ocuparían cuando hubiera de ser algo más fuerte, esperaban acaso que le matara? no lo sabía pero desamparada, mejor callaba  y soportaba en silencio.

Eso se disponía a hacer esa noche, cuando al verlo llegar con sus copas de más, imaginó que habría violencia, daría de comer a los niños y los metería en la cama.  No resultó así encolerizado por lo que había de cena, la arremetió primero contra ella y luego contra su hija, las persiguió por la casa hasta la cocina y tomando un cuchillo empezo a amenazarlas con matarlas con él.  La chica asustada se había metido entre ambos, le pedía que no hiciera nada a su madre, pero él no entendía razones la golpeaba y pronto Graciela no recuerda qué ha pasado? en medio de los golpes que le dió tanto a ella como a los niños, una cuchillada lo alcanzó, y murió.  Graciela? arrestada…y los hijos? abandonados a su suerte como bien ha dicho el abogado defensor.


A una historia de violencia doméstica de muchos años, una victima que aunque pidió nunca fue socorrida por la policía, vaya historia con lugares comunes ésta.  Cuántas mujeres mueren por no recibir el auxilio que necesitan para ellas y sus hijos? cuántos hombres maltratan y violentan hijos y mujer sin que nadie les ponga un alto.  Y cuando en medio de la desesperación una mujer  asesina, los legalistas y la policía que no le ayudaron cuando debían y que han permitido la tragedia, piden para ella el mayor castigo.

Afortunadamente no ha sido esta vez así, Graciela en arresto domiciliaro en su casa de Matanzas, Argentina; fue absuelta el pasado día 16 de febrero del asesinato del marido golpeador. Aguirre resulta en un caso raro y por ello aún más satisfactorio, en que fue juzgada a la luz de los hechos que la condujeron en un ataque de desesperación por proteger a sus hijos, a matar en absoluta defensa propia.

Una victima que recibe justicia que no le dieron antes, para protegerla de quien le golpeaba. Un hecho que pudo, como ella misma ha dicho evitarse. Bien por ella que se dispone a retomar su vida y la de sus  hijos, dejando atrás un pasado lleno de maltrato que empezo mucho tiempo ya, cuando conoció al hoy marido muerto por intermedio de una amiga.  Aquel le parecía buen chico y era amable con ella, con el tiempo fue cambiando hasta convertirse no en su pareja sino en su verdugo, su error? el de tantas mujeres….pensar que él cambiaría, que las cosas mejorarían, que un día luego de una disculpa no volvería a maltratarla, que ella se lo merecía, que era lo normal. y había que callar.

No! las cosas no mejoran, las disculpas no detienen el maltratato, nadie se lo merece, no es nada normal ser maltratado y abusado y no debes callar! denuncia!