La infidelidad

Pablo 9 junio 2010 0

                                   inf

Qué soñadoras que somos las mujeres!!! Sentimos la necesidad de encontrar a nuestro Príncipe Azul, el hombre que estará toda la vida a nuestro lado, que llenará de amor nuestro corazón, que colmará todas nuestras expectativas, el romántico que nos susurra palabras al oído.
Cuando creemos que lo hemos logrado y nos aferramos a nuestra vida de hogar y creamos una burbuja de cristal, creyendo que nadie la podrá romper, notamos que a nuestro alrededor comienzan a suceder cosas inusuales como estas:
Tu esposo comienza a generar gastos extraños y que no sabe cómo explicártelos?.
 
Llega más tarde de lo habitual de su trabajo, justificando que tiene reuniones o que debía entregar un trabajo urgente?

Cuando sale de la casa se arregla más y se viste de otra forma?

Evita las reuniones familiares y pone diversas excusas para no estar presente?

Revisa meticulosamente los bolsillos para asegurarse que no deja nada en ellos?

Guarda su teléfono móvil o lo apaga al llegar?inf

Dice que no puede llevar a los niños a la escuela porque no le da el tiempo?

Deja de acompañarte a hacer las compras porque está muy cansado pero sin embargo sale a “reuniones” con sus amigos…


Haz notado algunos de estos cambios en tu pareja
? Los notaste y prefieres callar en lugar de ir al diálogo? Tienes temor? No sabes cómo enfrentar la situación?

                               inf

El mejor consejo que te puedo dar es que lo mejor es hablar abiertamente, cuando hay dudas, dejar de lado el papel de víctimas, y ponerse firme, y sobre todas las cosas estar con los pies bien puestos en la tierra. Las mujeres tenemos el privilegio de poseer un buen instinto y un sexto sentido muy bien desarrollado, por lo general no nos equivocamos, cuando nuestro corazón y nuestra mente nos está advirtiendo de algún peligro a la vista. Es posible a veces, reconstruir una relación donde hubo infidelidad, pero debemos tener  mucha madurez. Una nueva crisis en un período de conciliación es fatal. Muchas relaciones han crecido y evolucionado, después de una infidelidad. Pero, también hay mujeres, que lo aceptan como algo normal, cosa inentendible según mi forma de pensar, saben fehacientemente lo que está sucediendo, más que un detective privado, pero hacen caso omiso, no sé si lo aceptan por comodidad, o porque ellas también lo son. Algunas arrastran toda su vida ese papel de víctimas, que de verdad, no favorece a nadie, y aceptan irremediablemente el destino, que les toca vivir. Eso para mí es inaceptable. Es mejor enfrentar la situación y quedarnos solas que ser una mujer desdichada y cornuda.
Hoy en día las mujeres han demostrado que pueden valerse por sí mismas y llevar adelante su hogar.
No cerrar el corazón, dejar una hendija abierta porque siempre puede aparecer alguien que realmente nos quiera. Ojo…tómate tu tiempo y elige bien.

 

                                                                ana