Tratamientos antiacne y postacne

Marta 22 agosto 2014 0

acne

El acné es uno de los problemas dermatológicos que a más gente afecta en España. Aunque se suele asociar a la pubertad, lo cierto es que cada vez son más los adultos que lo sufren, tal vez no en el rostro pero pueden manifestarlo en la espalda o el pecho.

Nuestro estilo de vida está detrás de que cada vez se de más el problema del acné en personas que ya dejaron atrás la pubertad. El estrés, una alimentación inadecuada, las bebidas alcohólicas, y sobre todo el hecho de que nos hemos alejado del campo y vivimos en ciudades en las que la contaminación es algo que abunda, contaminación que nuestra piel absorbe, obstruyéndose los poros y dando lugar a propiciar problemas de la piel, como es el caso del acné.

Por esto, aunque ya pasaste por el acné durante la época en que eras adolescente, toma las medidas preventivas necesarias, ya que puedes volver a sufrirlo.

 

Cómo Prevenir el Acné

La prevención del acné se basa en el mantenimiento de la piel libre de impurezas. Por esto hay que lavarla al menos por la mañana y por la noche. Además si se hace ejercicio, o se suda por algún motivo, también hay que limpiar la piel para que no tenga impurezas.

No puede usarse cualquier jabón, ha de ser neutro o para piel grasa, y nunca hay que usar el gel del cuerpo para limpiar la cara.
Y, como hay que mantener la piel limpia, no te vayas a la cama sin quitarte el maquillaje.
Si a pesar de las prevenciones el acné ha aparecido, no desesperes, aún hay distintas opciones para acabar con él.

 

Tratamientos anti-acné

Hoy en día existen eficaces tratamientos anti-acné. Algunos combinan tratamientos específicos para el acné (como peelings químicos o microdermoabrasión) junto a bioestimulación:tratamiento-antiacne-con-fototerapia

  1. Los peelings renuevan las capas de la piel e incorporan agentes bacteriostáticos que contribuyen a acabar con la bacteria causante del acné.
  2. Por otro lado, la terapia lumínica de diodos con luz roja y azul es muy útil. La luz roja es antiinflamatoria, disminuye las antiestéticas lesiones rojas y además estimula la síntesis de colágeno para evitar la formación de cicatrices. La luz azul tiene una acción bacteriostática directa sobre la bacteria que interviene en el acné.

Otro método que se emplea para combatir al acné es la Terapia Fotodinámica (FTD) o Fototerapia anti-acné. Este tratamiento oxigena las glándulas sebáceas y de este modo mata a las bacterias que originan el acné.

Las glándulas sebáceas son el punto de partida del acné. Cuando estas glándulas tienen demasiada grasa hace que los poros de la piel se obstruyan. Esto a su vez es lo que hace que aparezcan los granos. 

Estos no son los dos únicos métodos que hay, solo son dos ejemplos. Cuando vayamos a someternos a un tratamiento de este tipo lo primero que tenemos que hacer es ir a la consulta de profesionales especializados en tratamientos anti-acné que nos examine, diagnostique y recomiende el mejor método para nuestro caso.

La Corrección de las Cicatrices, el Tratamiento post-acné

Además del aspecto que tenemos con la cara llena de granos, cuando acabamos con el problema del acné es muy posible que cicatrices-post-acnereparemos en que las marcas que ha dejado sobre nuestra piel son de por vida. Mejor dicho, eran de por vida, porque los tratamientos que están a nuestro alcance hoy día, existen distintas opciones para hacer desaparecer estas cicatrices.

Al igual que a la hora de comenzar un tratamiento anti-acné, cuando vayamos a la siguiente fase, el tratamiento post-acné, para la corrección de cicatrices, lo primero que haremos será acudir a centros especializados en la corrección de cicatrices. Allí el profesional que nos va a tratar. Ellos examinarán las cicatrices (hay distintos tipos de cicatrices dejadas por el acné: cuadradas, en forma de hoyo, hipertróficas y enrolladas) para recomendarnos un tratamiento u otro y establecer el número de sesiones necesarias.

 

Laser Fraccionado

Estimula una regeneración de la piel mediante la transmisión a la misma de columnas de calor. Sus efectos se aprecian desde el primer momento y perduran con el tiempo.

Peeling Químico y Láser IPL

Este tratamiento mejora nuestra apariencia facial por medio de la regeneración de las capas de la dermis. El peeling químico, para limpiar las impurezas, se emplea combinado con sesiones de láser IPL para cerrar los poros

Inyecciones de ácido hialurónico

Empleo de micro agujas cutáneas para estimular la entrada de Ácido Hialurónico (también el Plasma Rico en Plaquetas).

Plasma Rico en Plaquetas (PRP)

El PRP sirve para muchos y muy distintos tratamientos como bioestimulador de la regeneración cutánea, en el caso del acné es muy apropiado para rellenar cicatrices.